Setas


Información facilitada por: "La Casa de las Setas"


IMPORTANTE

Descarga
Decreto 179/2014, de 4 de noviembre, del Gobierno de Aragón, por el que se regula la recolección y el aprovechamiento de setas silvestres en terrenos forestales.(BOA nº 225, 17 noviembre 2014)
BRSCGI.pdf
Documento Adobe Acrobat 221.8 KB

Puertomingalvo es un auténtico paraíso para los amantes de la búsqueda de setas y la naturaleza. Por la altura de sus montes y prados, siempre por encima de los 1300 msm y la variedad de hábitats y de suelos, tanto calizos como ácidos en Puertomingalvo podemos encontrar una gran variedad de setas y hongos presentes en todas las estaciones del año.

 

Algunas de las setas comestibles más comunes en los montes y prados de Puertomingalvo y la Sierra de Gúdar son:


Calocibe Gambosa, Seta de San Jorge, Perretxico, Moixerno, Seta de Orduña.

 

· Carne: Compacta, espesa, blanca con olor y sabor harinosos.

· Época y Hábitat: Aislado o en grupos formando corros de brujas o no,en bosque de planifolios o coníferas, claros de bosques,praderas,etc…en época primaveral, aunque puede salir algún brote en otoño.

· Comestibilidad: Buen comestible.


Morchella conica, colmenilla o cagarria.

 

· Carne: frágil en el sombrero, quebradiza la del pie, con un olor agradable algo afrutado y sabor suave. 

· Época y Hábitat: Es una especie eminentemente primaveral, que aparece en bosques de coníferas y de ribera.

· Comestibilidad: Es un excelente comestible, siempre y cuando se tenga la precaución de cocinarla muy bien, ya que en crudo resulta tóxica.


Marasmius oreades, senderuela, carrerilla.

 

· Carne: escasa, blanquecina, con un olor agradable característico y sabor suave.

· Época y Hábitat: Crece habitualmente en primavera y otoño, en forma de “corros de brujas” o bien formando hileras en prados y pastizales.

· Comestibilidad: Esta especie es un buen comestible, de sabor fino y delicado, siempre y cuando recolectemos únicamente los sombreros y desechemos el pie.


Hygrophorus marzuolus, marzuelo, seta de marzo, marçot.

 

· Carne: blanca, grisácea bajo la cutícula, gruesa, de sabor dulzón, olor poco definido, olor a “marzuolus”.

· Época y Hábitat: Es la seta comestible más madrugadora de la temporada, pudiendo aparecer desde febrero hasta bien entrado mayo e incluso junio si las condiciones son las idóneas, aunque sus meses preferidos de aparición son marzo, abril y mayo. Especie escasa y muy localizada, aparece en bosques mixtos de pino albar y quercus, también en pinar puro, también en hayedo, sobre suelos ácidos. Aparecen muy enterradas, lo que unido al color de la cutícula hace que sea muy difícil encontrarlos, entre otras cosas. Los animales esperan su aparición pues es de lo poco que tienen para comer en los primeros meses del año, así que muchas veces encontraremos trozos, eso significa que las ardillas, los ciervos, los jabalís se nos han adelantado.

· Comestibilidad: Comestible excelente.


Agaricus campestris, champiñón.

 

· Carne espesa y consistente de color blanco, algo rosada al corte zonalmente, con olor fúngico agradable y sabor dulce igualmente agradable.

· Época y Hábitat: Es una especie que fructifica tanto en primavera como en el otoño, propia de pastizales de las zonas bajas, en campas abonadas por el ganado, ya que necesita de terrenos nitrogenados para su crecimiento. Es muy frecuente y, en algunas zonas, muy abundante.

· Comestibilidad: Es una especie comestible recolectada habitualmente para su consumo. Se caracteriza porque no amarillea, ni huele a anís, lo que la separa perfectamente del Agaricus arvensis, que en ocasiones se encuentra en las mismas zonas, también llamada bola de nieve e igualmente comestible. No confundir con Agaricus xanthodermus, especie tóxica que se distingue por el color amarillo vivo que adopta su carne al rasparla con la uña, sobre todo en el sombrero y en la base del pie.


Boletus edulis, calabaza o porro.

 

· Carne: blanca e inmutable al contacto con el aire, dura cuando el ejemplar es joven, se va volviendo más esponjosa con la edad, de olor fúngico agradable y sabor a avellana.

· Época y Hábitat: Estamos ante una especie adaptada a multitud de hábitats. Hemos tenido el placer de encontrarla en pinares, robledales, hayedos, abetales, e incluso en jarales.

· Comestibilidad: Excelente comestible, lamentablemente perseguida de manera incluso obsesiva por quienes pretenden recoger euros del suelo en vez de setas.


Boletus pinophilus, boleto pinícola, Pinícola, Hongo de Pino, Calabaza, Cep.

 

· Carne: Consistente, espesa, blanca, debajo de la cutícula de tonos vinosos. Olor y sabor agradables, dulces y perfumado. Una vez desecado el olor es mucho más intenso.

· Época y Hábitat: Aparece en primavera y verano con lluvia, y fundamentalmente en otoño. Como su nombre indica, nacen en bosques de pinos aunque a veces también en hayedos. Tienen predilección por los pinos mayores, siendo raro su aparición en pinares jóvenes.

· Comestibilidad: Excelente. Al mismo nivel gastronómico que el Boletus edulis, o el Boletus aereus.


Lactarius deliciosus, níscalo, rovellon.

 

· Carne: Dura y compacta, de color mucho más pálido que el exterior de la seta, algo más anaranjada hacia el borde. Exuda un látex de color zanahoria, que si bien permanece inmutable al contacto con el aire, al secarse forma manchas de color verde cardenillo sobre la seta. Olor poco reseñable.

· Época y Hábitat: Especie típica de coníferas, aparece de forma masiva en otoño.

· Comestibilidad: Esta especie es un buen comestible, consumido habitualmente en amplias zonas de la geografía española, sobre todo cuando la seta es joven, ideal para preparar a la plancha o elaborar unas patatas a la riojana. Es especialmente apreciada en Cataluña, aunque la tradición culinaria del Lactarius deliciosus es ancestral en muchas zonas.


Cantharellus cibarius, rebozuelo, rosiñol.

 

· Carne: Espesa en la zona central del sombrero, más delgada hacia el borde, de color amarillento, olor agradable afrutado y sabor suave.

· Época y Hábitat: Cuando más aparece es en los veranos lluviosos, pero también se encuentra en el otoño, suele preferir los bosques de planifolios, aunque con menos profusión sale también en coníferas. La var. amethysteus suele salir bajo alerces.

· Comestibilidad: Buen comestible, la masiva recolección la está poniendo en peligro en algunos países centroeuropeos, por lo que recomendamos su consumo moderado.


Cantharellus lutescens, gula de monte, camagroc.

 

· Carne: Fina, delgada y frágil, más dura en el pie y más flexible en el sombrero, de color amarillo pálido. Olor bastante fuerte, afrutado, y sabor dulce.

· Época y Hábitat: Es una seta que aparece durante el otoño, de forma gregaria, formando a veces verdaderas alfombras, en zonas musgosas dentro de los pinares, con predilección por los terrenos calizos. Localmente frecuente y abundante.

· Comestibilidad: Es un buen comestible habitualmente recolectado por los seteros, que incluso puede desecarse para su posterior uso. Se puede confundir con el Craterellus tubaeformis, cuyo himenio tiene auténticas nervaduras, no pliegues o arrugas como esta seta, además su olor a humedad es característico, y sus colores no son tan vivos.


Hygrophorus latitabundus, babosa negra, llanega negra.

 

· Carne: Blanca y firme, con sabor agradable y olor débil pero afrutado.

· Época y Hábitat: Pinares (preferentemente mayores de 30 años)

· Comestibilidad: Excelente comestible, muy apreciado en algunos lugares. Recomendamos retirar la mucosidad del sombrero y del pié.


Tricholoma terreum, negrilla, ratón, fredolic.

 

· Carne: Escasa y frágil de color blanco, un poco grisácea bajo la cutícula. Olor fúngico suave y sabor dulce ligeramente harinoso.

· Época y Hábitat: Es una especie frecuente y abundante, que puede, en ocasiones, llegar a formar auténticas alfombras en nuestros pinares. Tiene marcada tendencia a salir en el borde de los pinares y en los claros, sobre todo a partir de mediados de Octubre, y hasta el principio del invierno. También fructifica bajo otras coníferas.

· Comestibilidad: Conocida especie comestible ámpliamente recolectada en muchos sectores de la geografía española, es sin embargo excesivamente frágil, lo que hace que se estropee rápido, debiendo ser consumida al poco de ser recolectada.