Ermita de Santa Bárbara

Bárbara, hermosa princesa, fue encarcelada en una torre por su padre Dióscoro para que ningún hombre pudiera contemplar su belleza. Durante retiro, en contra de los dioses paganos y de su padre, se convirtió al cristianismo. Dióscoro, al enterarse, intentó matarla y Bárbara se refugió en un peñasco, pero su escondite fue delatado por un pastor. Su padre la capturó y la entregó a las autoridades.

Bárbara al no arrepentirse de su bautismo, fue azotada, mutilada y, finalmente degollada por su propio padre. La justicia divina provocó que, tras la pasión y muerte de Santa Bárbara, un rayo alcanzara a Dióscoro, dándole muerte.

Antaño la ermita albergaba en su interior el retablo dedicado a la santa. Esta tabla gótica de extraordinaria belleza, datada a comienzos del siglo XV, representa escenas de la vida y pasión de Santa Bárbara de Nicomedia. En la iglesia del pueblo existe una trasparencia, a tamaño real, de este retablo que en la actualidad se encuentra en el Museu Nacional d’Art de Catalunya donde puede ser contemplado.

Galería de fotos

P6253323
P6253317
P6253322
P6253318
Retablo Santa Bárbara